GRUPO SCOUT OBISPO GELABERT
  Cabullería
 

 

CABULLERÍA
 
La técnica de los nudos se resume para la gran mayoría en el Rizo, la Vuelta de Escota, el Ballestrinque y el As de Guía. Para otros, estudiar los nudos es entrar en un mundo de magia y precipitarse a un gran abismo de trampas y peligros en dónde el imprudente termina estrangulado por una red de pérfidas lazadas.
Toda una gran gama de nudos han sido inventados y perfeccionados y esto, desde cuando existe la necesidad de utilizar una ligadura para un uso específico.
El Escultismo no hizo sino adoptar los nudos tradicionales a sus actividades. El primer punto importante que hay que entender es que determinado nudo tiene una determinada función y que debe de ser correctamente ejecutado para ser eficiente.
Se trata, pues, de una técnica cómo cualquier otra, pero es una técnica útil.
Saber
Hay dos maneras de "conocer los nudos"
La primera manera consiste en ejecutarlos con los ojos vendados, una mano atada en la espalda y en equilibrio sobre un solo pie. Con una cuerda de 20 centímetros, el nudo recomendado para este caso es el de margarita.
La segunda manera para ejecutar un nudo, es la que permite, utilizando cordeles, mecates, cuerdas o cabuyas regulares, resolver el problema que nos preocupa (jalar un tronco, bajar una barranca, acortar una cuerda...).
El primer sistema gusta mucho a los "Scouts de local" que tiene en su rincón de Patrulla un magnifico tablero de nudos con los nombres escritos en gótica y a los "cómicos" y payasos a quienes les encanta ver la mirada extraña de los principiantes, cuando dando una serie de vueltas misteriosas a un mecate, sacan de un tirón una cuerda de nudos. El segundo sistema, es menos espectacular pero más eficiente, es el único digno de un verdadero Scout, yo por eso en lo personal les recomiendo que aprendan por este sistema.
Pensar
De qué se trata
Cómo cualquier técnica, ésta tiene su ABC. Los nudos tienen su nombre, hay que conocer los términos que designan las varias operaciones necesarias a su ejecución correcta y, muy importante, hay que conocer el uso de cada nudo. Toda la técnica descansa sobre algunos conocimientos básicos muy fáciles de adquirir. No hay mayor problema sino un poco de memoria, un poco de habilidad manual y escoger el nudo que conviene exactamente a cada caso preciso, por eso en esta sección se tratara de ver todos esos puntos para que así sea más fácil de hacer los nudos y de saber utilizarlos adecuadamente.
Aprender
Saber aprender los nudos
En esto también encontramos dos caminos: el primero que es el camino equivocado, que consiste en utilizar una cabullita inconsciente; y el modo correcto, que utiliza un verdadero mecate y los "objetos" sobre los cuales este mecate debe de aplicarse: leños, cajas, anillos de hierro, etc.… Los nudos se aprenden en la naturaleza dónde se presentan los problemas del Pionerismo.
Si tú has aprendido un nudo con un pedacito ridículo de cabuya, estarás prácticamente incapaz de hacerlo de nuevo con un mecate, alrededor de un tronco o de una caja.
Conocer un nudo es "comprender" su estructura, es ser capaz de hacerlo sin perder tiempo ni detalles, sin enredarse, sin vacilación ni gestos inútiles.

Nudo llano
Es un nudo llano y se utiliza principalmente para atar dos cuerdas del mismo grosor, siempre que éstas estén sujetas a una tensión constante, ya que si la tensión disminuye el nudo puede aflojarse. Sin embargo, este nudo es generalmente utilizado para muchos fines; para atar un vendaje ya que es un nudo cómodo por ser plano o mejor conocido cómo "nudo cuadrado", para atar las agujetas de los zapatos, entre otros usos más.
 
 
Nudo ocho
Se emplea para rematar provisionalmente las puntas de una cuerda ya que tiene la ventaja de no lastimarla, es un nudo muy sencillo y útil, ya que no se deshace fácilmente, también se puede utilizar para hacer una gaza para prestar auxilio o cómo Nudo de "Boza", es decir: un lazo o una presilla para amarrar un bulto o un paquete.

 

Pescador
Se usa para unir dos cuerdas que por su fabricación sean muy resbaladizas o, para unir dos cuerdas que se meterán al agua, que la cuerda este mojada o cabos gruesos difíciles de entrelazar o también si es necesario que ambas cuerdas se deslicen una sobre otra. Es fácil de hacer y de deshacer, aun cuando las cuerdas estén mojadas. Si las cuerdas se van a mantener bajo el agua, es recomendable hacer dobles las vueltas o senos en cada extremo, para asegurar mejor el nudo. 
 
Ballestrinque
Este nudo al igual que el vuelta de braza, sirve para sujetar una cuerda a un poste o mástil, amarrar la boca de un saco, así también para iniciar un amarre y terminarlo, cómo por ejemplo el amarre redondo o cuadrado. También al igual que otros nudos, este tiene que estar en tensión constante ya que si no, tiene la facilidad de que se afloje. Su inconveniente es que si no esta a mucha tensión se puede correr lateralmente y cómo ya mencione se puede aflojar si la tensión disminuye. Una forma de hacerlo rápidamente, es la que se hace medio cote y se hace otro sobre el anterior, tomando en cuenta de que las cuerdas dónde cruzan en cada cote, deben de estar en medio. Otra forma de hacer el Ballestrinque o de Cochino es haciendo cómo una X, tal cómo se muestra en la ilustración, y si se quiere que este más seguro se puede terminar con un cote o se puede hacer un Ballestrinque doble y se tendrá mayor resistencia tal cómo se muestra en la ultima ilustración.

    
 AL AIRE
AL PALO

As de guía

Este nudo consiste en una gasa que no se corre; es útil para subir o bajar una persona a modo de arnés o mantener unidas a varias personas, por lo consiguiente es muy útil en rescates. El As de Guía es simple y fácil de hacer, es muy resistente y también tiene la gran ventaja de que no se desliza y no se afloja fácilmente.



Escota Simple

Es un nudo muy útil para atar o unir dos cuerdas de diferente grosor o que se encuentren mojadas y que estarán sujetas a tensión, aunque no se afloja tan fácilmente cómo el nudo de rizo. Aunque este nudo se puede utilizar con cuerdas mojadas, no es recomendable usarse en cuerdas húmedas pues puede zafarse.

Los tejedores atan el nudo en forma rápida con los dedos pulgar e índice, así que te recomiendo que lo practique con una sola mano, para que tengas una mejor habilidad.


Margarita
Se utiliza para reducir la longitud de una cuerda cuando esta este muy larga, para apretar otra cuerda, pero principalmente para reforzar una cuerda o un tramo gastado de la misma. Actúa con tensión firme en ella y cuando el uso es permanente se refuerza con un cote o un cazonete. Para reforzar una cuerda uno tiene que cerciorarse de que la parte gastada de la cuerda se encuentra en la parte central del nudo, es decir, el tramo que pasa entre las dos gasas o cote. En el año de 1627, John Smith, de Virginia, mencionaba entre los marineros los nudos de Margarita, Ballestrinque y As de Guía.
 
Leñador
 
Es usado para fijar el extremo de una cuerda a un tronco, un paquete o un mástil, también para levantar o mover un tronco, tan solo se agrega un cote extra, cómo se muestra en la ilustración. Este nudo también sirve para iniciar un amarre ya sea el amarre diagonal o el de en forma de ocho. Sus características principales es que mientras la tensión de la cuerda es mayor, el nudo se aprieta haciéndose más resistente, y la ventaja de que aunque este a mucha tensión es fácil de deshacer. 

Boca de lobo
Se utiliza para atar o sujetar una cuerda a una estaca, para suspender o afirmar un gancho o una argolla a una soga: pero con mucho cuidado ya que los chicotes no resisten esfuerzos individuales.


Evadido
Los nudos de este nombre tienen como misión el poder hacer firme un cabo para descender o similar y poder luego deshacerlos desde abajo y recuperar el cabo. En el centro firme se hace, con el cabo doble, un nudo de ocho, y por el lazo, así formada se introduce uno de los chicotes después de pasar su firme alrededor del objeto donde se asegura.
 
Horca
Deja una lazada que se corre con cierta facilidad, si se sujeta bien el nudo y se tira del seno en dirección contraria al nudo. Se inicia haciendo un seno tan amplio como deseemos y se dobla el chicote junto al firme, quedando así tres pasadas juntas. Luego con el chicote se van trincando hacia arriba las tres pasadas, hasta llegar cerca del seno del chicote doblado, por donde se introduce éste. Se finaliza tirando del seno en dirección contraria al firme y cerca del nudo, hasta que el chicote quede bien trincado.


Ancla
Esta vuelta está formada por dos básicas. Se realiza una vuelta mordida dando dos vueltas alrededor del objeto en que se va a asegurar, vueltas que, posteriormente, muerden al chicote que se introduce por debajo de ellas. Después el chicote se asegura a su propio firme con dos cotes.
Aguanta muy bien los socorrazos y defiende el cabo del desgaste.
 
Amarre cuadrado
Se utiliza para unir dos maderos, que, por las fuerzas que soportan tenderán a deslizarse uno del otro. Una vez presentados los maderos en su posición definitiva, se hace firme el cabo en uno de ellos, por medio de uno llano o de una vuelta de dos cotes. Si el llano se azoca en mal, sentido, se convertirá por sí solo en un Dos Cotes que no reviste mayor importancia. Dejar un chicote lo suficientemente largo para poder finalizar el amarre. Una vez hecho firme el cabo, éste se pasa por debajo de otro madero, por encima del siguiente, y así sucesivamente dos o tres veces completas. Terminadas estas vueltas completas, se varía el sentido de las mismas, de forma que ahora la misma cuerda aprieta la ligadura anterior. Resta unir el chicote por medio de un nudo con el chicote inicial debajo y el amarre queda concluido.
 
 
Amarre diagonal
Para unir dos piezas de madera que, por los esfuerzos a que se verán sometidas, tenderán a separarse. Se inicia colocando ambos maderos por el centro de la cruz, con un llano, si pueden presentarse juntas. En otro caso es mejor comenzar con Dos Cotes pues así se puede ir azocando desde el primer momento. Luego se continúa dando otras dos vueltas por el mismo lugar, antes de cambiar su sentido. Ahora se dan otras tres vueltas por los otros ángulos del cruce y es el momento de iniciar las vueltas de freno, antes de terminar con un llano efectuando con el cabo sobrante y el chicote inicial que se dejó al efecto.
 
Amarre redondo
Una vez presentadas las piezas, se toma el cabo y se extiende con un seno, algo más largo que la longitud que pensemos dar al amarre en sí. Hecho esto, se pasa el firme sobre el chicote y se sigue envolviendo y azocando. Cuando se han dado las vueltas que se consideran suficientes, se pasa el chicote por el extremo del seno, que ahora asomará a modo de gasa, de forma que se introduzca dicha gasa y parte del firme bajo las vueltas del amarre. Sin azocar demasiado para no deformar el amarre se unen ambos chicotes por encima con un llano.

 
Amarre trípode
Se utiliza, como el nombre indica, para hacer trípodes, cuando las patas de éstos van a poderse hundir parcialmente en el terreno. Se inicia teniendo en el suelo las tres patas, dos separadas y la tercera paralela, pero en sentido contrario y entre las dos primeras.
Hecho esto, se anuda un chicote del cebo en una de las patas exteriores y sin azocar, se tejen tres vueltas, para terminar haciendo firme el otro chicote en la misma pata inicial con la vuelta apropiada. Al elevar la cabeza del trípode, la pata central se abate, retorciendo el cabo, y quedando muy seguro el amarre una vez que las patas se afirman al terreno.

 

 

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=