GRUPO SCOUT OBISPO GELABERT
  San Francisco de Asís
 

 SAN FRANCISCO DE ASÍS

                          


San Francisco nació en una pequeña ciudad de Italia llamada Asís a fines del año 1181 o principios del siguiente.
Sus padres tenían mucho dinero ya que se dedicaban a la venta de telas que, en esos tiempos, era muy cara.
Cuando nuestro amigo nació, su padre no se encontraba en Asís ya que había viajado a Francia, un país que compraba muchas de las telas que él vendía. Cuando la madre bautizó a su hijo le dio el nombre de “Juan” en honor a Juan el Bautista, pero cuando el padre regresó del viaje decidió cambiar el nombre del niño por el de Francisco debido al gran amor que este hombre sentía por Francia.
Francisco creció y era como cualquier niño. Ya el la adolescencia le gustaba mucho salir con sus amigos y divertirse, él era el mas alegre del grupo.
A los veinte años fue a la guerra de Asís contra Perusa. Al volver, un año más tarde, luego de haber estado todo ese tiempo preso, cae enfermo. Después de mucho tiempo se recuperó, pero algo había cambiado en su espíritu.
Al poco tiempo, cuando se estaba preparando para otra guerra, algo lo hizo desistir.
La gente comenzó a llamarlo “loco”. Ya no le gustaba salir con sus amigos, hablaba con las aves, animales, plantas y hasta renuncio a la herencia de su padre, vistió túnica y sandalias y comenzó a seguir el camino de Dios.
A los veintiséis años ya contaba con once hombres que se habían unido a él y fueron a pedir al Papa Inocencio III que aprobara las normas de vida, su regla. Así fue que surgieron los “Hermanos menores” quienes se instalaron en el bosque de la Porciúncula.
Cuando tenia treinta y un años formó la orden de mujeres: “Damas pobres” y la cofundadora fue su amiga Santa Clara de Asís, su plantita predilecta, como él mismo la llamaba. Más adelante dos hermanas de la Santa y hasta su propia madre se sumaron a la orden. Hoy, estas damas son conocidas como “Clarisas”.
El 17 de octubre de 1224 (cuarenta y tres años), San Francisco se encontraba rezando en un monte y, por pedido de él, Jesucristo imprimió llagas en los pies, manos y costado del santo.
El 3 de octubre de 1226, a los cuarenta y cinco años, San Francisco muere junto a la capilla de Santa María de los Ángeles, ubicada en el bosque de la Porciúncula.
Casi dos años más tarde, el 16 de julio de 1228, nuestro amigo fue canonizado por el Papa Georgia IX.     
 
 
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=